El siguiente texto es un artículo publicado en el sitio Constructor Eléctrico, en donde se enfatiza sobre los beneficios que proporcionan los bancos de capacitores en la industria.

“Los bancos de capacitores son equipos que regularmente se instalan en los sistemas eléctricos, tanto en baja como en mediana y alta tensión, ya que son de utilidad para corregir el factor de potencia y evitar las penalizaciones que la empresa suministradora impone, mejorar el perfil de voltaje, principalmente durante condiciones de arranque de motores o conexión de cargas de gran magnitud. Cuando se emplean como parte de los filtros de armónicos, ayudan a reducir las corrientes armónicas que circulan por la red eléctrica, evitando pérdidas eléctricas y desgaste en los equipos.

(…)Es de suma importancia que se tomen en cuenta diversas variables como: designar el objetivo de la instalación (ayudar durante el arranque de los motores, corregir el factor de potencia, mejorar el perfil de voltaje, filtrar armónicos, etcétera), la localización, el tipo de cargas que se tienen en el punto de conexión, si será un banco fijo o ajustable.

(…)Guillermo Espinoza Mendoza, gerente de Estudios en Redes Eléctricas en Funken Ingenieros, asegura que “para conseguir el ahorro energético mediante la utilización de bancos de capacitores se pueden considerar dos formas en general. En primera instancia, reducir el consumo de la potencia reactiva que se refleja en minimizar la magnitud de la corriente que las cargas consumen. La otra manera consiste en mejorar el voltaje, ya que al encontrarse en valores cercanos al nominal, la magnitud de la corriente también se reduce.”

(…)La instalación e implementación de los bancos de capacitores supone numerosas ventajas al emplearse en los sistemas industriales; por ejemplo, la mejora en el factor de potencia de la instalación, lo cual evita las penalizaciones que la compañía suministradora pudiera imponer. (…)

Antes de decidir comprar o instalar los bancos de capacitores, es necesario realizar evaluaciones pertinentes, serias y preferentemente con ayuda de expertos para sopesar las características de su potencia nominal, voltaje nominal, fijo o ajustable, de qué tamaño debe ser cada paso y para determinar su ubicación (por lo regular, mientras más cerca de la carga mejor). (…)

En general, la utilización de los bancos de capacitores repercutirá en mejorar el desempeño del sistema eléctrico por los factores previamente descritos, los cuales tendrán un impacto económico positivo para el propietario de la instalación. (…) El ingeniero Espinoza Mendoza concluye que, “en todos los casos, es altamente recomendable que, antes de invertir en estos equipos, se realice una evaluación por especialistas para determinar las características y localización adecuada para el objetivo que el cliente busca y, de esta forma, sólo obtener los beneficios buscados, evitando gastos innecesarios.”